sábado, 21 de junio de 2014

Fibromialgia, los prisioneros del dolor

La Fibromialgia es una enfermedad crónica que ocasiona dolor en múltiples zonas del cuerpo, cansancio generalizado, intolerancia al esfuerzo, insomnio y otros muchos síntomas más. Esta enfermedad en la actualidad está aceptada universalmente aunque no ha entrado hasta hace poco en las materias de las facultades de medicina. Afecta a un 2% de la población, generalmente mujeres. Fibromialgia significa: “Dolor en músculo y tejidos fibrosos”, y se considera una enfermedad más entre las enfermedades reumáticas. Se cree que los trastornos producidos por esta enfermedad se deben a una disminución de las sustancias que nos protegen del dolor.


Afecta en el 75%-90% de los casos a mujeres alrededor de los 50 años, pero se puede padecer a cualquier edad. Lo más habitual es ver casos entre 35 y 55 años. En un principio se pensó que solo era en adultos pero algún estudio realizado en niños, demostró que algunos de ellos ya la tenían. Algún caso se ha diagnosticado después de procesos puntuales como una infección bacteriana un accidente de automóvil, un divorcio, problemas con los hijos… En otros casos puede aparecer después de otra enfermedad conocida que limite la calidad de vida del enfermo como la artritis reumatoide, etc... Esto no quiere decir que desarrollen la enfermedad por su causa ya que podía estar oculta y manifestarse. Aunque no se sabe con certeza se cree que el estrés juega un papel muy importante a la hora del desarrollo de esta enfermedad.


El síntoma más importante es el dolor muscular, el paciente suele decir: “Me duele todo”. El dolor es difuso con preferencia ocasional en determinadas áreas. La intensidad del dolor puede ser consecuencia de la humedad, el frío, el sueño, fatiga física y mental, actividad física excesiva... Suele aliviarse con calor (baños calientes, yoga, vacaciones, estiramientos...). Ocasiona rigidez en todo el cuerpo por las mañanas, sensación de hinchazón sobre todo en manos y pies. Otra característica es el cansancio que dura todo el día. Se tiene mala tolerancia al esfuerzo físico, los afectados suelen decir también: “Me siento como si me hubiesen dado una paliza”. A causa del dolor los enfermos evitan todo lo que les pueda producir esta sensación, y como consecuencia cada vez la masa muscular se empobrece y el nivel de tolerancia al ejercicio desciende. La mayoría de los pacientes tienen sueño de mala calidad, otra frase que explica bien esto es: “Me levanto más cansado de lo que me acuesto”, empeorando el dolor si duermen mal. Los investigadores descubren que los pacientes se duermen sin problemas pero su sueño profundo se ve interrumpido y no alcanzan el sueño reparador. Padecen con mayor frecuencia que otras personas, ansiedad y depresión, así como sequedad de boca, trastornos de circulación en manos y pies, dolores en la menstruación, colon irritable.


A pesar de poder conseguir una mejoría en la calidad de vida, en este momento no existe un tratamiento que produzca la curación, y el impacto que produce entre unas personas a otras es muy variable. Un tratamiento correcto con un diagnostico firme, la explicación de la enfermedad para evitar factores agravantes, un cambio de comportamiento, el ejercicio físico, el tratamiento con medidas locales como infiltraciones, masajes, y uso de medicamentos que aumenten la tolerancia al dolor. Es necesario evitar factores que desencadenen los síntomas, por lo que abra que cuidar los asientos y las posturas al sentarse hay que evitar levantar o sostener pesos por que la musculatura no está preparada. La obesidad es un factor de riesgo por eso se recomienda la pérdida de peso en personas obesas. La ansiedad y la depresión no causan la fibromialgia pero cuando se asocian su tratamiento es más difícil por eso se implica a los psiquiatras, calmantes y analgésicos ayudan de forma puntual la mayoría de los enfermos los toman pero es poca su eficacia y nunca se usará como único tratamiento. Aumentando los niveles de serotonina los síntomas mejoran en algunos enfermos. Estos tratamientos pueden tardar en actuar de 2 a 3 semanas, por eso lo importante es la paciencia. Los primeros días puede levantarse peor pero esos síntomas desaparecerán solos.


Como en tantas enfermedades, los pacientes son, sin embargo, un ejemplo de actitud ante la vida y un modelo para los que convivimos con ellos.


“Tienes que mentalizarte de que sufres esta enfermedad, no basta con ir a buscar recetas, hay que tener una actitud positiva ante los deberes de cada día, hay que intentar evitar el estrés buscando un ambiente relajado y libre de exigencias constantes. Hay que marcarse objetivos diarios, que sepas que puedes cumplir, no dejar de hacer lo que habías pensado como ir a hacer la compra, por ejemplo. No puedes hacer ejercicio físico, así que tienes que conseguir la fortaleza muscular haciendo un pequeño entrenamiento, paseando, nadando en una piscina climatizada...”


¿Como es mama tu vida con esta enfermedad?


“Tengo predisposición a padecer dolor, fatiga y problemas de concentración. Me diagnosticaron la fibromialgia hace 12 años después de múltiples consultas de mis dolencias a varios especialistas.


Debido a que la gente no sabía de mi enfermedad, he tenido que oír muchas cosas que aun me hacían encontrarme peor como: vaga, perezosa, quejica, qué no quiero ir a trabajar, etc…


No puedo trabajar, mi cuerpo no lo resiste, me duelen todas las partes del cuerpo. Me gustaría participar en actividades físicas pero no puedo. Igual me ves en el supermercado haciendo la compra, pero al día siguiente no me puedo mover, y aunque al levantarme sienta muchísimo dolor, me levantaré de la cama, no me doy por vencida, y aunque lo haga todo más despacio, lo haré. No puedes dejar que la enfermedad pueda contigo. La enfermedad también me hace tener falta de concentración, a veces se me puede olvidar una cosa que me acabes de decir.


Si me ves reír y trabajar normalmente no pienses que no me duele nada, tengo días malos y días peores y solo algunos buenos, por esos días, por mi hijo y por mi familia es por lo que sigo adelante”.


 

Juan Sánchez
Torrelavega (Cantabria)
Imagen poemadeldiaadrian.blogspot.com

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes