domingo, 29 de enero de 2017

En la boca del lobo

La población española nunca ha sabido sobre la peligrosa situación que vive el lobo en nuestro país. Al ser una especie cinegética, su caza ha sido siempre descontrolada, principalmente en el tercio norte de la Península. Luchando contra esto, Iria Fafián ha escrito "En boca del lobo", un libro con ilustraciones para niños. Pero no está sola:


Muchas organizaciones ecologistas importantes denunciaban la caza indiscriminada del lobo, pero ninguna trataba con profundidad el tema. Como consecuencia, han nacido diversas asociaciones para llevar a cabo algún trabajo efectivo y real para proteger esta especie y evitar su extinción. Un ejemplo es “Lobo Marley”, surgida en Castilla y León, que tiene mucha repercusión nacional. Aquí en Cantabria ha surgido SOS Lobos, pionera en la lucha contra su matanza.


Este grupo de cinco miembros, sin ánimo de lucro, decidió a principios de verano de 2013 hacer una petición para mejorar las condiciones de vida del lobo. Siempre han estado comprometidos con la naturaleza, por lo que rápidamente se dieron cuenta de que el lobo estaba siendo cazado descontroladamente e, incluso, en peligro de extinción. SOS Lobos tiene dos objetivos principales (y relacionados entre sí): que el Gobierno haga un censo de población en el territorio cántabro y que el lobo tenga algún tipo de protección. "Nosotros no queremos que se cace, ni esta especie ni ninguna otra, pero lo respetamos” nos cuenta uno de los miembros. “No estamos radicalmente en contra de la caza, pero creemos que es necesario que se sepa primero el número exacto de lobos y en función de ello decidir si se debe o no cazar y realizar un plan de gestión”, añade. También buscan que, por definición, el lobo deje de ser una especie cinegética. Gran parte de la población cántabra que vive en las ciudades desconoce que el lobo sea un animal del que se pueda dar caza. Por eso, estas personas, al enterarse de esta grave situación, decidieron firmar la carta de petición preparada por SOS Lobos, que todavía no ha sido entregada al Gobierno. El número de firmas supera las ochenta y tres mil, una cifra bastante elevada para una comunidad como Cantabria, cuya población no llega a los seiscientos mil habitantes.


El Gobierno cántabro, ante la presión que está ejerciendo SOS Lobos, comienza a dar los primeros pasos. Se va a llevar a cabo un censo, como se pide en la carta. Además, actualmente está permitido cazar un lobo en cada batida de jabalí, aunque ya se habla de que el próximo cambio será la prohibición de esta práctica. El problema es que hay mucho furtivismo e ilegalidad, y se han llegado a descubrir casos en los que habían matado cinco lobos en una cacería, y anteriormente otros tres, todos de la misma manada en la zona de Liébana. Si esto sucede repetidamente, llevará sin remedio a la desaparición de la especie. Por eso, el miedo realmente está en la gente que no respeta las normas y que seguirá tomándose la justicia por su mano, sin hacer caso ni de leyes ni de normas.



natural-lobo



La lucha entre el hombre y el lobo no es nueva, sino que desde la edad media el hombre siempre ha temido al lobo. Por entonces la mayoría de las personas vivían en el campo y estaban en contacto con una naturaleza donde abundaban los lobos. Por eso, de generación en generación, se ha transmitido ese miedo hacia esta especie y a ello se debe que el sector principal que se opone a la existencia del lobo en Cantabria sean los ganaderos. Su principal argumento es que estos matan a su ganado y que las indemnizaciones tardan mucho tiempo en llegar, aunque esto ya no les sirve: el proceso se está agilizando, y la ayuda ha pasado de tardar 2 años a llegar en 4 meses.


La pérdida del lobo afecta gravemente al ecosistema. El lobo es el depredador natural de muchos de los herbívoros que hoy en día habitan nuestros bosques. A consecuencia de los pocos ejemplares que quedan, las poblaciones de herbívoros son extremadamente grandes y provocan la degeneración de los montes de Cantabria. El hombre, que intervino reduciendo el número de lobos, deberá volver a intervenir para hacer que el ecosistema vuelva a ser sostenible y equilibrado, con la cantidad adecuada de seres vivos en cada nivel trófico.


Como podemos observar, ya no solo ecologistas radicales denuncian esta situación, sino que gente no tan sensible con el medio ambiente está tomando conciencia al ver que el peligro acecha. Con motivo de la crisis que se está viviendo y de las escasas ayudas económicas, el apoyo de la población se ha convertido en un pilar fundamental para que estas asociaciones puedan conseguir sus objetivos, que resumidamente consisten en la conservación de la biodiversidad y preservación del planeta para que nuestros hijos puedan disfrutar de la Tierra como se ha venido haciendo hasta ahora, y, quizás, para que podamos ver un lobo an algún lugar más que un zoo.



José Antonio Abarca, Inés García, Lucia Estevez, Gabriela Abascal, María Fernández


Estudiantes de bachillerato, colegio Ntra. Sra. de la Paz
Torrelavega (Cantabria)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes