martes, 14 de febrero de 2017

Energías combinadas

La dependencia energética que ha sufrido durante toda su historia de sistemas externos a la Isla ha fomentado el desarrollo de un sistema alternativo y muy ingenioso. Lo más sorprendente de todo, es la consecución de un sistema consiguiendo además  respetar el medio ambiente y de una manera tan efectiva que mes tras mes va registrando nuevos hitos.


Ahorro de 3284 toneladas de combustible en menos de un año, el día 31 de Enero de 2016 consigue alimentar la red con 100% de energías renovables por primera vez, mantiene este hecho durante varios días y lo repite varias veces hasta la fecha, y al parecer nos depara muchas otras sorpresas.


Es bien sabida nuestra incapacidad técnica, al menos en la actualidad, para  almacenar energía de forma eficiente y esto combinado con lo dificultoso que se hace la predicción y la integración de numerosas energías renovables en el sistema eléctrico, es uno de los principales factores que dificultan la implantación definitiva de las energías renovables.


Parece ser cierto que el hambre agudiza los sentidos y los ingenieros de la Isla del Hierro nos lo han vuelto a demostrar. Para conseguir sus objetivos de ser autosuficientes y conseguir un equilibrio con la ecología han combinado el concepto de central de bombeo con un parque eólico y con la curva de demanda de la isla. De esta manera, se deja trabajar libremente a los eolos, actuando estos como central de base y de punta, es decir como la totalidad del sistema eléctrico, sin embargo, en los momentos valle de la curva, es decir en las horas de menos demanda energética, en lugar de frenar estos eolos, o dejarlos trabajar en vacío, se aprovecha esta energía para bombear agua en una central de bombeo.


natural-energia-info



Las centrales bombeo funcionan basándose en dos embalses a diferentes cotas. Ambos se encuentran conectados mediante dos líneas, una que contiene una turbina eléctrica y otra en la que se sitúa una bomba. Este hecho podría resultar curioso, dado que ambas máquinas buscan efectos completamente opuestos, la bomba utiliza energía eléctrica para generar energía cinética que desplace el fluido y por el contrario la turbina, aprovecha la energía cinética y la transforma en energía eléctrica.


De esta manera, se gestiona la central de bombeo, de forma que si existe un exceso de generación de los eolos, este se aprovecha para bombear agua desde el embalse inferior al superior, dotando al líquido de una energía potencial, que tal y como su nombre indica se encuentra dispuesta a transformarse en cualquier otro tipo de energía en el momento en el que se solicite. Tal vez este sea el futuro de las baterías en lugar de otros campos en los que se había experimentado con anterioridad. Cuando existe un déficit de energía en la isla y la demanda supera la producción, se deja caer este agua, que atraviesa la turbina y vuelve al depósito inferior generando energía eléctrica.


De esta ingeniosa forma, se ha conseguido una menor dependencia de combustibles fósiles, que generan emisiones y cuyos precios además son bastante inestables y en ocasiones sirven para financiar actividades de las que no deberíamos sentirnos demasiado orgullosos.


Esperemos que la Isla del Hierro siga su desarrollo en esta línea y poco a poco vaya perdiendo dependencia de grupos diesel y otras energías contaminantes y que además sirva de ejemplo a otros muchos sistemas en los que se pueda implantar.


Todo un esfuerzo para la ciudad también sea verde, y nuestra actitud hacia el mundo, más.


Carmen Buendía, Inés García
Colegio Ntra. Sra. de la Paz Torrelavega (Cantabria)
Imagen Espadas rurales. Infografía Carmen Buendia


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes