miércoles, 5 de abril de 2017

Utrecht

El proceso independentista abierto en Cataluña, ha colocado de actualidad el recuerdo de los acontecimientos que vivió España, y Cataluña, en 1714, hechos que condujeron, tras la Guerra de Sucesión, a la pérdida de los fueros catalanes y aragoneses, y, también, a una redefinición del papel internacional de España, mediante el tratado de Utrecht.


Han pasado 300 años de enfrentamiento entre España y Cataluña (por Gibraltar) y 300 de reivindicación política en Cataluña. Una reivindicación que desde principios del siglo XX, lejos de solucionarse, se agrava de continuo por la influencia de los grupos más independentistas y la pasividad de algunos grupos políticos nacionales.


En este artículo vamos a intentar comprender mejor el que y el por que de aquel conflicto de 1714 y del tratado de Utrecht.





Este tratado fue firmado entre la Corona de España y la Gran Bretaña, en la ciudad de Utrecht (Holanda) el 13 de julio de 1713.


Con la firma del Tratado de Utrecht se puso fin a la guerra de Sucesión por conseguir reinar en España. Tuvo una gran influencia en todo el mundo, ya que produjo cambios en el Imperio Español, que perdió todas sus posesiones en Europa en beneficio de Inglaterra, Francia y Austria, principalmente, y tuvo que ceder a los deseos de expansión comercial de los británicos.


Durante los siglos XVI y XVII gobernaron España, los monarcas de la Casa de Habsburgo ("Los Austrias"). El último de estos fue Carlos II "el hechizado", quien murió sin dejar descendencia; antes de morir cedió los derechos al trono a su sobrino Felipe, el Duque de Anjou, un nieto del Rey Luis XIV de Borbón, el también llamado Rey Sol de Francia. Pero el reinado de un Borbón en España rompía la armonía geográfica y política en Europa. Potencias como Inglaterra, Portugal y Austria renunciaban a que Francia tuviera tanta influencia sobre España y animaron al Archiduque Carlos de Habsburgo, hijo del Emperador Leopoldo I de Austria, a que tomase el poder. Ambos estaban emparentados con la casa real española, ambos tenían derechos de sucesión sobre la Corona española, y ambos candidatos eran herederos legítimos de sus territorios, es por esto que la sucesión al trono de España planteaba graves problemas, pues el candidato elegido, podía gobernar amplios y poderosos territorios. A partir de esto la guerra comenzó. Esta guerra se llama la Guerra de Sucesión, y duró desde 1701 - 1714. Francia hizo lo máximo posible para mantener a Felipe V en el trono español.


Hasta 1705, la guerra se desarrolló especialmente fuera de España. A partir de esta fecha se convirtió en una guerra civil incitada por los intereses de Francia e Inglaterra.


Hacía más de cuatro años que Felipe V reinaba en España, cuado en el verano de 1705, algunos territorios de la corona de Aragón reconocieron como rey al Archiduque Carlos de Habsburgo, desobedeciendo la autoridad de Felipe V, pues sentían que el otro candidato defendería mejor sus fueros y privilegios ancestrales. Poco a poco, los austriacos abandonaron Cataluña y la Corona Británica, después de una década de guerra, estaba dispuesta a terminar con una situación que dejaba al país sin dinero y que descontentaba a su población por la subida de impuestos, por ello firmó en 1711 con Francia los primeros acuerdos de paz, en los que estaba de acuerdo en que fuera Felipe V rey de España. El cansancio de los países que tomaban parte de esta guerra aceleró la firma de la paz definitiva en el famoso Tratado de Utrecht del 11 de abril de 1713, España lo firmó en los meses siguientes.


Con este Tratado los países firmantes reconocían a Felipe V como rey de España, a la vez que renunciaba a ser rey de Francia. Además España conserva sus territorios en América y Asia. Inglaterra recibe Gibraltar y Menorca así como el derecho de Asiento de negros –poder vender negros en América- y el Navío de Permiso –poder vender en América el cargamento de un barco al año-, este permiso fue aprovechado por los británicos para realizar contrabando, con esto se reconoció el fin de la exclusividad comercial española con América y surgió el libre comercio. Austria obtiene los Países Bajos españoles, Milán, Nápoles y la Isla de Cerdeña y el Archiduque Carlos de Austria, ahora emperador, renuncia a reclamar el trono español. Portugal recupera la Colonia del Sacramento (Uruguay), ocupada por España durante la guerra.


Inglaterra, Francia y Austria se convierten en los países con más poder en Europa después de la firma del Tratado. Aunque es cierto que los vencedores de la guerra fueron Francia y España, el precio de la victoria fue muy alto, sobre todo para España, pues a pesar de que Felipe de Anjou era reconocido por los otros países como legítimo rey de España y de las Indias, España perdía la influencia política en Europa, pero a la vez se liberaba de los numerosos gastos militares que la guerra ocasionaba a la Corona, con lo que la situación económica mejoró notablemente. Por otro lado, debía ceder territorios y permitir la libertad de comercio, perdiendo el monopolio comercial con sus colonias, beneficiando a Gran Bretaña, que a partir de ahora, sería el principal competidor de España en los mares.


historia-catalunia-mapa



En cambio España, pasaría a un segundo lugar en la política internacional, estando bajo los intereses de Francia o Gran Bretaña.


España cede por este Tratado a Gran Bretaña la propiedad de la ciudad de Gibraltar. Si Gran Bretaña quisiera dar Gibraltar, se le dará a España la primera opción de recuperarla antes que a otros.


El Tratado de Utrecht es el único documento que permite la existencia de la colonia inglesa de Gibraltar. El Peñón de Gibraltar fue ocupado militarmente por Inglaterra en nombre del Archiduque Carlos como rey de España, y el Pirata Rooke sin tener instrucciones de Londres, quitó la bandera española e izó la inglesa tomando el Peñón para la reina Ana de Inglaterra, lo que es un acto de piratería. Este acto se hizo legal en Utrecht, donde a Felipe V, ni siquiera se le dejó participar. Esto lo hizo su abuelo el rey francés Luís XIV, amenazándole de que si no aceptaba dicho Tratado le declararía la guerra. España por ese Tratado perdía no sólo Gibraltar sino también Menorca (posteriormente recuperada en 1781).


Parece estar claro que Inglaterra, o los que mandaban en ella, luchaban por su expansión, no por el Archiduque Carlos, ni por la Corona de Aragón, sino utilizándolos en su beneficio.



Maria Fernández
Estudiante de bachillerato, Torrelavega (Cantabria)
Imágenes guerraultranzabarcelona1714.blogspot


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes