sábado, 5 de mayo de 2018

Cosplay, el arte de vivir otra vida




Antes de nada, ¿qué es el cosplay? En pocas palabras, consiste en disfrazarte de algún personaje perteneciente a un anime, manga, o videojuego. Es algo que parece bastante simple, ya que todo el mundo se ha disfrazado alguna vez: En Carnaval, halloween, una fiesta… Sin embargo, el cosplay es algo que los practicantes (sobre todo asiáticos y cada vez más europeos) se toman muy en serio.


Una de las preguntas que se pueden plantear al escuchar esto es cómo apareció. Fue nada más y nada menos que en los años 70, en una Comic Market de Japón (es decir, una convención dónde se venden y compran comics, mangas…). Allí aparecieron algunas personas vestidas de sus personajes favoritos, demostrando así que les gustan. Causó verdadera sensación y el fenómeno se extendió rápidamente, saliendo del país del sol naciente y popularizándose sobre todo en Estados Unidos y en algunos lugares de Europa.

Con el paso de los años, el cosplay ha ido adaptándose también al campo de las películas (un buen ejemplo es Star Wars) o al del comic (como Superman o Batman), consiguiendo así más seguidores. De hecho, es bastante común ver gente disfrazada en los grandes estrenos, llevando trajes que pueden dejar a muchos con la boca abierta.

Sin embargo, tiene partes bastante negativas: Una de ellas es la adquisición del material necesario. Es fácil encontrar la tela precisa para un traje, pero no todo el mundo sabe coser, por lo que se necesitaría comprarlo. En Japón es fácil, claro, pero, ¿y en España? Buscar alguien que te venda algo importado desde Japón a buen precio es una misión casi imposible, que frena mucho a los cosplayers.

Otro problema es el precio. ¿Cuánto estás dispuesto a pagar por un traje? Como en todo, siempre hay muchos precios, existen algunos asequibles a cualquier bolsillo, y otros que son verdaderas piezas de coleccionista… Pero que pueden ser remunerados en los concursos, si los ganas, claro. Pero si no lo haces, al menos te quedarás con un buen recuerdo, y quizás algún fan.

Y ese es un punto importante, los fans. En Japón existen los llamados idols, cosplayers que han conseguido muchos fans, ya sea por su aspecto físico o por su ropa. Estos idols son invitados a fiestas con temática manga, y se les paga por llevar algunos trajes determinados, aunque esto está contra los derechos de autor, ya que los idols no pagan por el uso de la imagen del personaje en cuestión.

Actualmente hay un subgénero de cosplay que se está haciendo cada vez más común: El Crossplay, es decir, disfrazarte de alguien de tu sexo opuesto.

Puede sonar algo extraño, pero todo tiene una explicación. La mayoría de las cosplayers son mujeres, por lo que el número de cosplays de hombres es bastante escaso, así que ellas mismas los hacen. El caso contrario, un hombre vestido de mujer, prácticamente nunca se da, ya que carece de estética.

La situación en España es un poco distinta. Existen convenciones de anime o manga en casi todas las Comunidades Autónomas (a excepción de Cantabria), pero no hay ningún evento especial para cosplay, aunque sí que se hacen concursos informales en las convenciones, dando como premio la última videoconsola que haya salido al mercado, o vales en librerías manga.

Aunque, para la alegría de los cosplayers, la situación está mejorando. En Sudamérica se han comenzado a hacer eventos con bastante importancia, y muy variados, aunque por supuesto, no se puede comparar con Japón.

En resumen, el cosplay es un mundo extenso, pero interesante, y divertido para practicarlo, si te gusta, claro. Pero como todo, tiene sus dificultades, que sin duda se pueden solucionar si se pone empeño. Y mucha ilusión.


Imagen y texto Lucas Criado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes