domingo, 6 de septiembre de 2015

Oscar López


El PSOE no tiene miedo. Esa es la idea que Óscar López, senador y ex secretario de organización socialista, nos dejó clara en su última visita a la sede del partido en Torrelavega.
Aunque nacido en Madrid, sus raices son segovianas, lo que le ha llevado a dirigir el partido en Castilla León y representarle en las cortes castellanas, como jefe de la oposición. Licenciado en Ciencias Políticas, fue uno de los hombres fuertes del partido durante la época Rubalcaba, y es un amplio conocedor y especialista en legislación comunitaria.

¿Que visión tienen los socialistas de las tensiones que se viven en el PP, con dimisiones de barones regionales de por medio?

Nosotros en la casa de los demás no nos metemos, lo que pasa es que hay algo que es importante conocer: cierta parte de la derecha no está de acuerdo con la dirección de Rajoy, pero en el PP está la derecha.

¿Opina que movimientos como las mareas o como Podemos son signo de un cambio en la actitud de la gente con respecto a la política? ¿Va a dejar de limitarse la democracia a tan solo votar cada 4 años sin involucrarse en movimientos ciudadanos, manifestaciones?

Ya es un cambio, y quien no se haya dado cuenta sigue en el pasado. Además de los que tú has dicho, ya ha habido anteriormente casos similares. Hubo el 15M y hubo muchos movimientos ciudadanos que venían reclamando que la política tiene que cambiar. La democracia se tiene que abrir, se tiene que modernizar y hay que acercar a la gente a ella. No deberían ser posibles cosas como, por ejemplo, que el rescate financiero a España se debatiera en el parlamento alemán, y no en el español. Y el PSOE no tiene miedo a eso, sino todo lo contrario: somos el primer partido con primarias abiertas, facilitamos que la gente elija libremente al candidato que quiera.

¿Estos movimientos pueden suponer un nuevo modelo de democracia participativa?

Yo creo que aquí hay quien lo minimiza, lo resta importancia, hay quien tiene la sensación de hacer de ellos un problema del orden público... La derecha siempre acaba considerándolos un problema para el orden público, y hay quienes entendemos que hay que escuchar. Aunque seguramente no compartiremos todo lo que dicen, pero algunas cosas si.  Y la gente está exigiendo cambios en la política. La propuesta del PSOE va por plantear cambiar el sistema electoral, el funcionamiento del Parlamento, reformar el Senado, que la oposición tengan más papel y más control... Estamos promoviendo esos cambios. Dice Rajoy que en España hubo una crisis económica, la hay, y también social y política. Y hay que hacer cambios, y el PSOE no solo no tiene miedo, sino que quiere que se produzcan esos cambios.




¿Está claro el programa?

Tan claro como actuamos desde las elecciones europeas, trasladando a España ese mensaje: rechazar el austericidio y apostar por la reindustrialización de Europa; acabar con los paraísos fiscales; tener una unión fiscal europea y conseguir una verdadera unión social en Europa

Hablemos de las primarias. ¿Caras nuevas es lo único que va a necesitar el PSOE para ser una auténtica alternativa al PP?

No, sería un error. El PSOE está haciendo un proceso de digestión del mal resultado electoral de las últimas generales, donde teníamos que hacer, en primer lugar, una autocrítica, que se ha hecho; en segundo lugar, levantar un proyecto político nuevo, diferente, que se ha hecho en la conferencia política; y ahora elegir candidatos de una manera radical, revolucionaria y que no ha hecho nadie, abriéndonos a la gente. Por tanto, creo que el PSOE está haciendo la tarea que tenía que hacer. La suma de todo eso hará que Rajoy sea Mariano el Breve, el primer presidente de la historia de España que está sólo una legislatura.

¿Dentro del partido hay miedo a una guerra interna como consecuencia de las primarias?
Ni mucho menos, al revés. Nosotros nos tomamos las primarias como un gran elemento de democracia y de participación, y por cierto, en Italia y en Francia fueron un éxito.

¿Cree que hay un conflicto abierto con los socialistas de Cataluña? ¿Le parece el federalismo una vía adecuada?

Al revés. Yo creo que hemos hecho un camino que no ha hecho nadie en España. No se puede ser partido de gobierno y no tener un modelo de país, y el PSOE lo tiene. El problema es que en Cataluña, el presidente Mas empezó un viaje a ninguna parte y ha metido a Cataluña en un callejón sin salida. Frente a eso, Rajoy no propone nada, mientras que el PSOE ha hecho una propuesta acordada con el PSC: reformar la Constitución hacia un sentido federal, pero con un objetivo, que es que sigamos viviendo juntos. Esa es la verdad, y es lo que defendemos todos los socialistas, y cuando digo todos digo todos.




¿El lastre del caso de los EREs en Andalucía va a seguir persiguiendo al partido durante mucho tiempo?

Yo creo que en el caso de los EREs se tiene que aclarar todo y depurar toda la responsabilidad. Quiero recordar que en el Parlamento de Andalucía se hizo una comisión de investigación. Lo digo porque nosotros hemos pedido una comisión de investigación por el caso Bárcenas que no ha llegado. Creo que hay que llegar hasta el final.

¿Es posible que el partido socialista se convierta en un partido fuerte como el SPD capaz de imponer sus tesis a la derecha de Merkel?

Aspiramos a más que el SPD: ellos gobiernan con la derecha, y yo aspiro a que nosotros volvamos a gobernar en este país. Nuestro partido ha sido, sobre todo, el partido de la mayoría social y eso es lo que tenemos que volver a ser.



Candela Marcos, Carlos Edilla
Estudiantes de bachillerato, La Paz, Torrelavega (Cantabria)
Imagen Laura González
EPE14/TQP

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes