domingo, 1 de marzo de 2015

La esperanza del cambio

Esta misma semana el caso Celia Villalobos, o las vacaciones de Bárcenas, me hacen replantearme de nuevo una pregunta ¿Realmente estamos en un cambio político? Y es que ya estamos hartos, cansados, y cabreados con la gran parte de las instituciones de nuestro país, y es que como ya he dicho muchas veces todas han caducado el mismo día y a la misma hora.


En el congreso ya no se debate, solo se vota lo que el jefe del partido dice, el senado, bueno el senado ni le miramos. En la justicia no creemos, los políticos nos parecen corruptos, los sindicalistas unos “chanchulleros”, los banqueros unos ladrones, los periodistas no nos transmiten confianza. La casa real es una casa de vividores, las comunidades autónomas son las comunidades del gasto, y la constitución está para no cumplirla. Y ahora me dirán: “No si España va muy bien”.


Como dice sabiamente la canción de SKA-P “España, va muy bien para los de siempre”. Y es evidente que en España necesitamos cambiar todo, construir un nuevo país, una nueva sociedad. Nada de lo que tenemos ya nos vale, y todo tenemos que transformarlo. Pero ¿Se está produciendo ese cambio? No, todo sigue igual, como mucho son tímidos, muy tímidos los cambios.


Y como si de una metáfora se tratase, a la vez que estas instituciones llegan a su fecha de caducidad, es cada vez más gente-sobre todos jóvenes-  lo que ponemos en duda que la Transición, fuera tan ejemplar como nos habían contado. Lo que tenemos que tener claro es que no podemos vivir con unos “productos” que no están “en buen estado”, y es hora de cambiarlos, de renovarlos, poco a poco eso sí, sin necesidad de hacer una maratón y llegar el primero, ese cambio tiene que ser lento, para que no “nos salgamos en una curva”, y para que cada cambio, venga precedido de una análisis y de un debate ciudadano.


Pero el grito es de cambio, y es que la gente pide ese cambio. Y el cambio llegara, y si el PSOE y el PP, no se suben de aquí a las municipales al cambio, este les arrollara, les aplastara, y serán Podemos y Ciudadanos los que sean los partidos dominantes en el nuevo país, que se quiere construir.


Los ciudadanos tenemos que ser participes del cambio. Y en esta España que está en coma inducido, debemos ser los españoles los que la “rescatemos” de su mal estado. Somos nosotros los que con una sonrisa en la boca, y mucha esperanza e ilusión, vamos a construir la nueva democracia, la nueva sociedad.



Álvaro Saenz


imagen especiales.lainformacion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes