lunes, 8 de septiembre de 2014

¿Tiempos de cambio?

La situación es la que es, y lejos de las disputas, absurdas, sobre si estamos saliendo de la crisis o no, este verano la situación ha empeorado, y la crispación está en aumento. Hablo de que los casos de corrupción, con el “descubrimiento” del caso Pujol a la cabeza, la petición de indulto de Fabra, la no comparecencia de la ministra Mato, durante la “estancia” del ébola, en nuestro país, y un largo etcétera, no hacen sino que la población este cada vez más cansada del gobierno.


Pero la situación en la oposición no es mejor, con un VOX ya “fuera del juego político”, un UPYD, que cada día tiene más voces críticas con el supuesto “ordeno y mando” de su líder Rosa Diez, y sin ningún partido de derechas o centro-derecha, que sepa ser la alternativa al PP.


Por la izquierda las cosas no van mejor, con un PSOE, que tras un supuesto cambio, parece que no ha sabido transmitir esos “aires nuevos”, a la ciudadanía, que cada vez confían menos en ellos, como reflejan las encuestas. Y es que nos encontramos con una ejecutiva del PSOE, repleta de “viejos conocidos regionales”,  y un Pedro Sánchez, que da un paso para “adelante”, y otro para “atrás”.


 Respecto a IU, las encuestas lo reflejan muy claro, no han sabido “colocarse” en el nuevo mapa político de la izquierda, tras las elecciones europeas. Tal es así, y tanta es la preocupación, que su líder, Cayo Lara, ha confiado el futuro de la organización en Alberto Garzón –el soplo de aire fresco que IU necesita, bajo mi entender-, y cada vez más en la nueva generación de políticos de la coalición. Tania Sánchez, Lara Hernández, Marina Albiol, o Couso, son algunos de los nombres junto con Garzón, que han de colocar a IU, en sitio preferente en el nuevo tablero, y quién sabe si incluso participar en una coalición de izquierdas, como ya están intentando con la marca “Ganemos”.


Podemos, merece mención aparte, cada vez más fuerte, cada vez las encuestas, que durante las europeas les ningunearon dándoles 1 eurodiputado, les dan más presencia, estando a “tiro de piedra” del PSOE. Pero algo está fallando en el partido de Iglesias, no todo es “color de rosas”, por un lado algunas declaraciones inquietan hasta a sus propios votantes, pero lo más preocupante, y el punto de inflexión llega ahora: la organización. Tienen que hacer una organización del partido diferente a lo que hay, pero que haga al partido gobernable, por lo tanto ahora tienen los de Podemos, su tarea más difícil.


Con todo este panorama, es difícil saber Cuando vendrá el cambio, Quien hará el cambio, Como se producirá el cambio y Que cambio habrá, lo que si tenemos claro es, Por Que, y Donde, por lo tanto solo 2 de las 6 w del periodismo quedan respondidas. Lo que desde luego está claro es que este año, el que viene, o no dentro de mucho algo va a pasar, y con algo me refiero a un cambio, ya que este sistema, este modelo está obsoleto, periclitado del todo.


Una nueva forma de hacer política, con un nuevo espíritu, y con una mejora de la Democracia ha de llegar, y empezar a construir un nuevo modelo de estado, de Democracia, y de sistema, subsanando los grandes errores, que cometieron nuestros padres, en la tan “idolatrada” transición.  Los partidos políticos, los sindicatos, y la iglesia, tienen una base honrada, y trabajadora, que piden un cambio, más profundo o menos, pero está claro que todas esas bases, piden un cambio. Pero nos faltan los “lideres” de ese cambio ¿lo será Pablo Iglesias? ¿Sino es el, quien lo será? ¿Tenemos esos líderes? ¿La iglesia hizo bien con los nuevos nombramientos, o nos falta un espíritu “taranconiano”?



Álvaro Saenz
Estudiante de periodismo, Cantabria
eolapaz blogs

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes