lunes, 1 de diciembre de 2014

No des la espalda al SIDA

Cada año, por estas fechas de diciembre, recordamos a los enfermos de esta terrible enfermedad con la que, como con tantas otras, nos hemos acostumbrado a vivir, casi sin prestarla atención y lo que es peor, sin hacerlo a los que la padecen. Enfermos que sufren una enfermedad que ataca algo más que su cuerpo, su imagen, su respeto, su aceptación social, llevándolos a una lucha injusta por sobrevir al virus y al rechazo.


Más de dos millones de personas mueren cada año por el sida frente a las infecciones y otros procesos patológicos. La Organización Mundial de la Salud define al Sida, como una enfermedad de carácter grave, con grandes síntomas debido a la acción de un virus que una vez dentro del organismo, ataca su aparato inmunitario, disminuyendo sus defensas orgánicas y dejando al individuo infectado por múltiples agentes infecciosos que pueden provocar su muerte.


Se dice que una persona padece de esta enfermedad cuando su organismo, no es capaz de ofrecer una respuesta adecuada contra las infecciones


Por eso ha sido siempre una enfermedad difícil por su alteración continua, no se puede transmitir por la respiración, la saliva, el contacto casual por el tacto, dar la mano, abrazar, besar en la mejilla o compartir utensilios como vasos, tazas o cucharas. En cambio es teóricamente posible que el virus se transmita entre personas a través de transmisión por vía sanguínea que la forma más común es el hábito de compartir jeringuillas entre personas generalmente drogadictas o también a través del beso de boca a boca, si ambas personas tienen llagas sangrantes o encías llagadas, pero ese caso es considerado muy improbable, ya que la saliva contiene concentraciones mucho más bajas que por ejemplo el semen, y también porque la saliva tiene propiedades antivirales que hacen que destruya al VIH.


Algunas recomendaciones que harán reflexionar y que pueden ayudar para aquellas personas que padecen el sida son intentar no evitarlo sino todo lo contrario informarse, no desanimarse, no olvidarse de las cosas importantes de la vida, no mentir sobre su aspecto…


Uno de cada 100 adultos de entre 15 y 40 años está infectado por el sida. De los cuales solamente 1 de cada 10 personas sabe que lo está, por eso se estima que en la actualidad hay más de 30 millones de personas viviendo con esta enfermedad, por lo que se espera que la cifra aumente a 40 millones.


Desde el principio de la epidemia se estima que casi cuatro millones de personas menores de 15 años, se han infectado y que alrededor de los tres millones han fallecido. Más del 90% de esos son niños que han recibido el virus a través de sus madres, antes o durante el parto o a través de la lactancia natural. Más de 8 millones de niños han perdido a su madre por causa del sida antes de cumplir los 15 años, y muchos de ellos también han perdido a su padre.


El Día Mundial de la Lucha contra el Sida se celebra el 1 de diciembre de cada año, y se dedica a dar a conocer sus nuevos avances. Se eligió el día 1 de diciembre porque el primer caso de sida fue diagnosticado en este día del año 1981. Desde entonces, el sida ha matado a más de 25 millones de personas en todo el planeta, lo que la hace que sea una de las epidemias más destructivas de la historia. A pesar de que existe un mayor acceso y se ha mejorado el tratamiento y cuidado médico en muchas regiones del mundo, la epidemia de sida costó aproximadamente 3 millones de vidas sólo en el año 2005, de las cuales más de medio millón eran niños. La idea de dedicar un día a la lucha contra esta enfermedad surgió dentro de los programas para su prevención. Desde entonces, la iniciativa la han seguido gobiernos, organizaciones internacionales y caridades de todo el planeta.


En los últimos veinte años, nunca ha habido resultados tan positivos como ahora. Por primera vez se han encontrado potentes anticuerpos capaces de debilitar esta enfermedad y un estudio de descubrimientos científicos nos hacen pensar que es posible curar el sida. En Tailandia se ha realizado un ensayo durante tres años en el cual se ha comprobado que una vacuna puede prevenir el 30 % de los contagios aunque su duración es temporal ya que sus efectos desaparecen pasado un año. También se ha encontrado otro método para la cura del sida que se llama ozono terapia que consiste en introducir al sistema orgánico de cada persona ozono. El ozono tiene la propiedad de eliminar de la sangre todo tipo de virus incluyendo lo que debilita al sistema inmunológico que es lo que causa el sida.


Según los médicos nadie se muere del sida sino del debilitamiento del sistema inmune el cual rechaza a las bacterias, virus… Por tanto el sistema debilitado no puede defenderse y la persona que padece sida muere generalmente de pulmonía o de infecciones. Aplicando este sistema las personas que lo realizan pueden tener varios beneficios, algunos de ellos son los siguientes:


-Hasta hoy es el único tratamiento efectivo que cura esta enfermedad.


-La persona puede recibir el tratamiento e irse a su casa.


-En caso de mucha debilidad la persona puede recibir el tratamiento en su propia casa.


-No hay efectos secundarios es decir: mareos, náuseas…


-La Ozono terapia aparte de limpiar el organismo tiene la propiedad de fortalecer el sistema inmunológico para una buena salud y una larga vida.



Andrea Martínez
Estudiante de bachillerato, Colegio la Paz, Torrelavega (Cantabria)
Imagen fundación vihsida



Creative Commons License TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - eolapaz by eolapaz is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License. Permissions beyond the scope of this license may be available at eolapaz - comunidad estudiantil educativa
Estas en una web protegida por las leyes educativas españolas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes