domingo, 18 de mayo de 2014

Maquillaje, no siempre un buen amigo

Siempre queremos tener un aspecto que roce la perfección, embellecernos de cualquier forma, y una de las formas más comunes es el maquillaje, pero ¿de verdad sabes cuál es el precio de la perfección?


Mediante varios estudios realizados durante estos últimos años, se ha demostrado que muchas mujeres que se maquillan muestran cambios bastante perceptibles en su piel, o incluso en su visión.


Una de cada cuatro mujeres que se maquilla, admiten que han sufrido enfermedades leves en los ojos, como pueden ser conjuntivitis, irritaciones, o escozor, todas ellas debidas al uso del maquillaje en la zona ocular. Generalmente, en los ojos, los tipos de maquillaje que más se suelen usar son: el rímel, el delineador y la sombra de ojos.


Con varios estudios realizados por la Fundación Rementería, se ha demostrado que las mujeres más afectadas, son las que hacen un uso muy constante del rímel para realzar sus pestañas.


Además de esto, está demostrado que la gran mayoría de las mujeres se maquillan los ojos más de tres veces por semana. Esto es muy poco recomendable, porque aumenta el riesgo de que aparezcan infecciones, por el uso de maquillaje cuando la mujer lleva lentes de contacto. En las portadoras de lentillas también produce  irritaciones e incluso cicatrices en la córnea, que son provocadas por una bacteria llamada pseudomona, dificultando la visión, a parte de ser difíciles de tratar ya que se producen en zonas muy sensibles.


Otro dato de interés, es que una gran parte de las mujeres que usan delineador, lo usan por dentro de la pestaña, cosa que no es muy recomendable, ya que así sube el riesgo de la aparición de alguna de las  enfermedades antes citadas.


La piel, es una parte de nuestro cuerpo  que necesita una limpieza constante para poder regenerarse, dejando atrás las células que ya no sirven. Cuando se usa maquillaje en exceso, se tapan los poros de la piel, y por tanto se obstruyen los folículos pilo- sebáceos, que dan lugar al crecimiento del pelo, haciendo que los efectos a largo plazo sean la aparición de arrugas mucho más visibles en las personas que siempre han usado cosméticos, lo que no ocurre en las personas que usan muy de vez en cuando este tipo de productos.


Las enfermedades más frecuentes suelen ser, reacción acneiforme, que es una reacción en la piel muy parecida al acné; el acné secundario, que es la formación de cicatrices, nódulos etc. en la cara; alergias, o urticaria, que es la aparición de ronchas rojizas, abultadas, que producen prurito (picor) en la superficie de la piel.


En una encuesta realizada a un grupo de 100 mujeres sobre el uso de productos desmaquillantes, los resultados son: 34% usa leche limpiadora, el 30% productos especiales, 16% gel, el 4% agua micelar, y el 10% otro tipo de productos. En cambio, el 78% reconoció que nunca se les había pasado por la cabeza mirar la composición de los cosméticos, por lo tanto, no saben cuál es el tipo de desmaquillante que más les favorece según los ingredientes del maquillaje, llegando a usar uno que les podría perjudicar.




Aitana Castañeda
Estudiante de secundaria, Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)
Imagen www.cosmiatraperu.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes