lunes, 5 de mayo de 2014

Agorafobia

La agorafobia es una enfermedad en la que el paciente adquiere miedo a situaciones y lugares de los que sea difícil o embarazoso escapar, hablamos de que las personas que adquieren este síndrome tienen miedo a las situaciones que les puedan provocar ansiedad o pánico. La palabra agorafobia proviene de dos palabra:" ágora" que significa espacio abierto, asamblea o plaza pública y" fobia" que significa temor, por lo que en ocasiones se dice que la agorafobia es el miedo a los espacios abiertos. Aunque en parte esta afirmación es cierta no es totalmente correcta, la mayoría de los que padecen esta enfermedad buscan refugio en sus hogares y se niegan a salir al exterior. Pero su verdadero temor es al propio miedo, adquieren un temor a una situación de ansiedad y buscan refugio en lugares donde se sienten seguros; normalmente sus propias casas.


Uno de los síntomas principales de la agorafobia es la crisis de ansiedad. La ansiedad pasa a ser una enfermedad patológica, aparece de forma reiterada y sin una explicación o causa lógica. Estas crisis de ansiedad se caracterizan por:


- La taquicardia y la falta de oxigeno, lo que dificulta la respiración y hace que se acelere.


- El sofoco y la sensación de sudoración excesiva


- Molestias en el estomago y en el pecho, agravadas por nauseas y hormigueo.


- El miedo que provoca la ansiedad hace que las personas sientan que van a morir, por lo que las personas que lo sufren temen a todo lo que fomente esa situación de miedo, y es esta situación a la que le denominamos miedo al miedo.


Aunque los síntomas son generales y pueden variar según la persona este ultimo citado, el miedo, se repite en todos los casos de agorafobia y es de esta manera como comienza la enfermedad. En muchos casos esta fobia puede llevar a quien la padece a no querer abandonar su hogar por un temor irracional.


Las consecuencias a nivel social son enormes, los pacientes se niegan en su gran mayoría a salir de sus hogares y en casos más extremos incluso les cuesta un gran trabajo salir de la cama. Estas personas no solo pierden su trabajo o sus amigos, si no que pierden su vida al completo. En ocasiones un agorafóbico llega a aislarse tanto que pierde la relación con todas las personas que le rodeaban. Algo que para nosotros es tan simple como bajar la basura o ir a comprar el pan para ellos se convierte en un infierno. En casos más extremos incluso salir de su cama para ducharse puede suponer un verdadero problema.


Por esto es importante detectar esta enfermedad cuando se producen los primeros síntomas de ansiedad irracional, para que pueda ser tratada por un psicólogo antes de que sus síntomas aumenten.



La agorafobia es una enfermedad psicológica y suele aparecer por una situación traumática o todo lo contrario de forma irracional y sin un motivo lógico. Ha de ser tratada por un psicólogo, actualmente estos especialistas utilizan dos terapias para tratar esta enfermedad:


1- Terapia cognitivo-conductual: Se trata de mostrar al paciente la enfermedad y que este entienda que la ansiedad aparece y no tiene razón para ser mala. Además de enseñarles a controlar estas crisis de diversa formas, aunque la más utilizada es la respiración. De esta forma el psicólogo enseña al paciente a mantener un ritmo cardiaco controlado por lo que las crisis disminuyen en tiempo e intensidad.


2- Exposición y autoexposición:


•           Exposición: el paciente comienza una serie de sesiones controladas y programadas por el psicólogo en las que el propio paciente debe exponerse de forma progresiva a aquello que teme.


•           Autoexposición: en la que el propio paciente deberá enfrentarse sin el psicólogo a estas situaciones aunque debe de estar acompañado de un familiar o amigo por si el paciente sufriera una crisis.


3- En ocasiones se combina la terapia psicológica con la farmacológica aunque en algunos casos es desaconsejable. Los fármacos más utilizados son: los antidepresivos y los ansiolíticos.



Pero la mejor forma de entender esta enfermedad es presentaros dos casos reales que fueron publicados en los informativos de televisión española. Marta Fernández y Eva Deselas son las protagonistas de nuestra historia, ambas padecen agorafobia y se hicieron amigas a través de un chat en internet. Marta vive en Barcelona y Eva en Sevilla y no son capaces de salir de su casa para conocerse, pero Eva a conseguido por primera vez desde que comenzó su enfermedad salir de casa para irse de viaje. Este logro es motivo de felicidad para ambas y las da ánimos para superar su enfermedad.



Maria Conde
Estudiante de secundaria, Colegio La Paz Torrelavega (Cantabria)
Imagen www.igdigital.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes