sábado, 17 de mayo de 2014

El daltonismo

La ceguera de colores o daltonismo es la dificultad para distinguir los colores. La palabra daltonismo viene del matemático y naturalista inglés John Dalton el cual padecía este defecto genético. La gravedad de este problema es muy variable desde no poder distinguir ningún color hasta un ligero problema para distinguir algunos tonos de rojo y verde.  Las personas tenemos unas células en los ojos denominadas conos y bastones los cuales nos permiten distinguir los colores. Los bastones nos permiten distinguir el blanco y el negro además de distintos tipos de grises. Además tenemos tres tipos de conos que nos permiten captar longitudes de onda equivalentes al verde, al rojo y al azul. Mediante las distintas intensidades captadas por los tres tipos de conos que encontramos en nuestros ojos somos capaces de distinguir los diferentes colores del espectro de luz visible.


Según el cono afectado hay diferentes tipos de daltonismo:


Acromático: La persona afectada solamente puede distinguir el blanco y el negro. Sucede cuando el individuo no tiene ningún tipo de cono.


Monocromático: La persona afectada solamente posee un tipo de cono por lo que solamente pueden ver un tipo de color.


Dicromático: La persona afectada posee dos tipos de conos por lo que tiene una ceguera al tipo de color que capta el cono que les falta.


Tricromático anómalo: La persona afectada posee los tres tipos de conos pero con algunas alteraciones que hacen que confundan unos colores con otros. Este tipo de daltonismo es el más común.


Dentro del daltonismo dicromático podemos distinguir tres tipos:


Protanopia: Ausencia total de fotorreceptores del color rojo.


Deuteranopia: Ausencia total de fotorreceptores del color verde (el más común).


Tritanopia: Ausencia total de fotorreceptores del color azul (el menos común).


La primera persona en descubrir el daltonismo fue John Dalton un matemático y naturalista británico el cuál padecía este defecto genético. Dalton fue el primero en describir un defecto en la percepción de los colores en las personas además de explicar este fenómeno. Aunque su teoría estaba equivocada ya que el daltonismo no estaba relacionado con el humor vítreo sino con los conos y los bastones. Pero Dalton estaba seguro de que este defecto existía ya que el mismo lo padecía y mandó que al morir sus ojos fueran conservados lo que permitió estudiarlos y descubrir el daltonismo.


El daltonismo es un defecto genético hereditario. Esta enfermedad afecta al 1.5% de los hombres y el 0.5% de las mujeres. Esto se debe a que el daltonismo está ligado al cromosoma x entonces para que un hombre lo desarrolle necesita uno de estos cromosomas con esta deficiencia mientras que las mujeres lo necesitan en los dos por lo que es más probable que el daltonismo sea desarrollado por un hombre que por una mujer.


El modo más común para detectar el daltonismo son las cartas de Ishihara que consiste en una serie de láminas que tienen insertado un número y hay que identificarle. Después hay otros métodos menos comunes como el test de Farnsworth el cual está constituido por una serie de fichas coloreadas de distintas tonalidades y están numeradas por el reverso. El paciente debe ordenarlas según la graduación del color. Aunque muchas veces no hacen falta este tipo de pruebas no hace falta ya que la mayoría de veces el paciente se da cuenta de ello. Un ejemplo es John Dalton al que esta enfermedad le jugó diversas malas pasadas. Muy pocas veces pudo comprobar sus teorías en el laboratorio ya que confundía los fracasos reactivos. Cuando fue a conocer a Guillermo IV llevó una vestimenta roja muy poca discreta para un hombre como él. La razón era que el la veía de color gris oscuro.


En la vida cotidiana los daltónicos sufren algunos problemas. Como combinar mal la ropa.


Si sufre deuteranopia no distinguir los colores de un semáforo y no saber cuando cruzar la calle. Valoración de la frescura de un alimento. No poder optar a algunos trabajos como pilotos de aviación o a algunos puestos de trabajo dentro de la policía, la química, algunas ingenierías o a la pintura.


El daltonismo no tiene tratamiento pero sí que existen unas gafas o lentes que pueden ayudar a los daltónicos a distinguir los colores. También se han llevado a cabo algunos experimentos para intentar solucionar esto de forma definitiva y algunos científicos americanos han conseguido curar este defecto en monos y en ardillas pero todavía no ha sido probado con personas.



Pablo Herreros
Estudiante de secundaria, Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)
Imagen docjaflores.wordpress.com



Creative Commons License TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - eolapaz by eolapaz is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License. Permissions beyond the scope of this license may be available at eolapaz - comunidad estudiantil educativa
Estas en una web protegida por las leyes educativas españolas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes