domingo, 15 de junio de 2014

El camino del cambio

Desde las pasadas elecciones europeas, las palabras “cambio” “modernidad” “actualización democrática”… están constantemente en la boca de tertulianos, de políticos, de periodistas, y de ciudadanos.


Ha pasado ya el suficiente tiempo, desde la abdicación del rey Juan Carlos I, como para poder hacer un análisis más sosegado y tranquilo, y alejado de los que intentan hacer una autentica campaña de imagen sobre Juan Carlos, y Felipe, y también sobre los que bajo el calor de la “tricolor” salen a las calles reclamando un Referéndum.


Está claro, que nuestra sistema ya no vale, que hay que renovarle, y es que a la vez todas las instituciones (Congreso, Partidos, Sindicatos, Casa Real, Senado, Comunidades Autónomas, Constitución…) han llegado a su fecha de caducidad, es decir se han caducado el mismo día, obviamente alentadas por el contexto de crisis socio-económico que vivimos. Y como si de una metáfora se tratase, a la vez que esas instituciones llegaban a su fecha de caducidad, era cada vez más gente-sobre todos jóvenes-  la que ponía en duda que la Transición, fuera tan ejemplar como nos habían contado.


Dejando ese debate, el de la Transición, para otro momento, volvemos a la realidad de “las fechas de caducidad”, y es que lo que está claro es que no podemos vivir con unos “productos” que no están “en buen estado”, y es hora de cambiarlos, de renovarlos, poco a poco eso sí, sin necesidad de hacer una maratón y llegar el primero, ese cambio tiene que ser lento, para que no “nos salgamos en una curva”, y para que cada cambio, venga precedido de una análisis y de un debate ciudadano.


Elecciones Primarias en partidos políticos y sindicatos, parece ser que será la primera “medida” del cambio, y ha de ser intentar ser partidos más “democráticos”, y devolver a sus militantes el partido. Pero esto no puede ser al igual que nuestro estado democrático, el votar cada cuatro años, y punto final. La nueva democracia tiene que ser participativa, donde los ciudadanos delegan su representación en un político,  pero donde los ciudadanos durante esos cuatro años continúan siendo participes de la democracia, opinando, debatiendo, e interviniendo en el día a día de la política. Someter las cosas importantes a “referéndum”, dar mayor peso a las ILP (Iniciativa Legislativa Popular)… Y por supuesto el cambio de la Constitución –que esta ya está algo anticuada- , y el cumplimiento en su totalidad de la nueva –no como ha ocurrido con esta-.


Y como decía, parece que el primer “paso” son las elecciones primarias, pero mientras partidos como el PSOE, intentan caminar hacia esa “nueva democracia”, en la votación de la Ley de Abdicación, votan mirando de espaldas a sus militantes, y prohibiendo romper la disciplina de voto. Así que dicen y piden “nueva democracia” pero con la boca pequeña.


Y mientras esto continúe así, y se continúe sin escuchar a los ciudadanos, o escuchándoles “parcialmente”, tenga por cuenta, que el cambio será más “drástico”, y es que el “bipartidismo” se rompe, y tienen de plazo un año, para empezar a cambiar esto. Sino creo que el tsunami será imparable, y en lugar de cambiar poco a poco, se cortara el problema de raíz, y se plantara una nueva planta, aunque quizás sea la mejor solución, no lo tengo claro. Lo que si tengo claro es que PP+PSOE tienen un año de plazo, para empezar el cambio, el nuevo tiempo, y no les veo muy por la labor.


Muchos analísticas políticos dicen, que la primera institución en “sumarse” al nuevo cambio ha sido la Casa Real, con la abdicación de Juan Carlos, en su hijo Felipe. No creo que Felipe, traiga muchos cambios en la institución, recordemos una institución que cada vez está peor valorada, y que esta “salpicada” por casos de corrupción al igual que el resto de institución que hay que “modernizar”. No voy a entrar en el debate Monarquía vs República, lo que me parece un error de libro, y catastrófico es el no convocar un referéndum para que sean los ciudadanos –recordemos eso de la nueva democracia participativa- quien puedan elegir qué forma de estado quieren. Más error me parece aun, cuando creo que el Referéndum le ganaría holgadamente la opción monárquica, y de esta forma Felipe esta “legitimado” de por vida. . Creo que la Casa Real, ha dado un mal paso, con esta estrategia, y con este error, y será más fácil que un futuro, los ciudadanos “clamen” por la República.



Álvaro Saenz, estudiante de periodismo
Torrelavega (Cantabria)
Blogs/eolapaz
Imagen fluidr.com


 

Creative Commons License TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - eolapaz by eolapaz is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License. Permissions beyond the scope of this license may be available at eolapaz - comunidad estudiantil educativa
Estas en una web protegida por las leyes educativas españolas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes