sábado, 4 de marzo de 2017

Las marzas

En la última noche del mes de febrero y en el primer día de marzo, los mozos solteros del pueblo cantan por las casas del pueblo, recogiendo todo tipo de viandas, llamadas “Dao” o  “Marza” sobre todo, productos de la matanza, quesos, frutos secos, huevos y mantecas. Esta tradición tiene como propósito dar la bienvenida a la primavera, para asegurar buenas cosechas y buen ganado. Este culto pagano a la primavera se remonta al tiempo de los romanos y en la actualidad sigue vigente en muchos puntos del norte de España, en especial en Cantabria y en la cuna del folclore Cántabro, Torrelavega, que cuenta con una ronda “marcera” con más de 140 integrantes entre niños y hombres.


El gobierno de Cantabria este año nombró a las marzas patrimonio inmaterial de la región. Ya a comienzos del siglo XX el folclorista, P. Sixto de Córdova, párroco de la santanderina parroquia de S. Lucía recogió en su cancionero popular de la Montaña, una serie de marzas, letras y melodías que poco a poco caían en el olvido y recuperada por los esfuerzos de una serie de amantes de las tradiciones e integrantes de coros.


Existen varios tipos de Marzas, las marzas “Galanas” o de primavera, son cantadas por las calles del pueblo para dar la bienvenida a la primavera y atraer las buenas cosechas. “Los Sacramentos” este tipo de marza se cantaba en casa de las mozas en época casadera, ya que en el pasado solo las cantaban los mozos solteros. “Los mandamientos” esta marza se canta a el cura del pueblo, ya que junto con el alcalde, debían de dar licencia para el canto de marzas. Por último la marza “Rutona” era cantada en las casas, que aun habiendo dinero no daban nada a los marceros, deseándoles lo peor para su ganado y sus cosechas.


Todo canto de marzas acaba dando la bienvenida a marzo, en Torrelavega a la  00:00 del primer día de marzo, los marceros acaban el recorrido cantando en el centro de la ciudad:


“Ha venido marzo, bienvenido sea, se cubren los campos con sus flores bellas, marzo es el primero en lucir las flores, démosle sinceros los nuestros amores, siempre por las marzas, hay que saludar porque es cosa buena para alegrar, ha venida marzo, bienvenido sea”



Eduardo Izquierdo
Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)
Imagen El Diario Montañés

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes