lunes, 10 de marzo de 2014

Crisis y decadencia

Dada la crisis económica que estamos viviendo actualmente en todo el mundo, agravada en España y especialmente en nuestra Comunidad Autónoma, decidimos realizar una encuesta a la población torrelaveguense para recabar datos, elaborar estadísticas y sacar conclusiones.


La muestra de población que hemos tomado es de 20 personas. La dividimos en tres grupos: llamaremos grupo A al de las personas que están entre los veinte y los treinta años; el grupo B será de entre treinta y cuarenta y el grupo C serán personas de más de cuarenta años. Para dividir la muestra en estos tres grupos nos hemos basado en la similitud de cómo ven la situación.


Las personas que han respondido a la encuesta y que pertenecen al grupo A no están en paro, aunque sí les ha afectado la crisis, y, además, gravemente. Por esto podemos decir que aunque tengan empleo puede que sus salarios sean inferiores a los que solía haber antes, bien sea por las nuevas políticas de contratación o bien por la situación familiar que viven.


Esta parte de la muestra comenzó a darse cuenta de la crisis hace aproximadamente 3 años cuando al terminar sus estudios les costó mucho encontrar trabajo.


El grupo B tiene un porcentaje de paro muy elevado, superior al 30%. Probablemente esto se deba a que es una parte de la población no demasiado experimentada como podría ser el grupo C, pero tampoco recién formados como es el caso del grupo A, lo que hace que en general, no posea ninguna de las dos características más reclamadas por los empresarios. El 70% restante que sí trabaja, probablemente sea porque encontró trabajo al poco de terminar sus estudios.


Este 30% lleva en paro menos de un año. Lo achacamos al empeoramiento de la crisis en el último año y por ello, los empresarios despidieron a los trabajadores más jóvenes ya que llevaban menos tiempo trabajando y  resultaba más barato despedirles.


El grupo C tiene un porcentaje de paro más bajo que el grupo B pero, aún así, preocupante. El 25% de este grupo nos asegura que está en paro y que, además, llevan sin empleo una media de cinco años.


“Se ha vivido por encima de nuestras posibilidades y eso, a fin de cuentas, pasa factura” explica uno de los encuestados. “Realmente en Torrelavega se ha empezado a notar desde hace 3 años aproximadamente” añade. Y su opinión, aunque anónima, es compartida por la gran mayoría de los encuestados, que comenzaron a darse cuenta de que la crisis de la que tanto se hablaba en los medios de comunicación se convertía, poco a poco, en la cruda realidad de nuestra comarca.


Preguntamos también qué medidas toman para reducir gastos, en qué aspectos han decidido “apretarse el cinturón”. La respuesta es clara: menos caprichos, controlar el consumo energético del hogar y fijarse más en los precios a la hora de ir al supermercado.


Es bien sabido por todos los problemas que está atravesando una de las empresas más grandes de la Comarca del Besaya, Sniace, productora de celulosa para la confección de tejidos textiles. Tras los numerosos conflictos trabajadores - empresa y  la declaración en bancarrota de esta, estaba claro que era uno de los temas a tratar en la encuesta. Las opiniones de la muestra tienen un punto en común, pero aún así unas distan mucho de otras: “Lo de Sniace es un círculo, la pescadilla que se muerde la cola. Si más de 800 familias dependen de la fábrica directa e indirectamente, es evidente que el consumo bajará y con ello, otras pequeñas empresas o tiendas se irán a pique” comenta un encuestado.  Por otro lado, están los que piensan que “es una parte importante de la economía torrelaveguense, pero no es para la nada la única empresa que está atravesando un mal momento”.


El “¿qué pasará?” es una pregunta que todo ciudadano se hace y a la que pocos están seguros de qué responder. “El futuro es muy incierto, y la verdad es que por el momento se ve todo bastante negro, pero la esperanza es lo último que se pierde” nos afirma una gran parte de los encuestados. Y la verdad, aunque las cosas no se vean bien, si no creemos nosotros mismos y hacemos algo para que cambie, ¿quién lo hará por nosotros?



Gabriela Abascal y Laura González


Estudiantes de secundaria, Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)



Imagen eldiariomontanes.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes