lunes, 3 de marzo de 2014

La nave que late

Cuando nos hablaron de una nave industrial en Santander dedicada al mundo de la cultura nos llamó la atención. De entrada lo que más despertó mi curiosidad fue su nombre: “La nave que late”. La primera pregunta surgió de inmediato: si late, tendría corazón ¿no? y si tiene corazón ¿dónde se encontraba éste?


La nave que late es una iniciativa privada que ha recuperado una antigua nave industrial obsoleta en el puerto de Santander cambiando su uso al mundo cultural. Esta idea no es nueva y a lo largo de la historia edificios nacidos para una actividad han ido reconvirtiéndose a otras por distintos motivos. Y este cambio en unos casos ha sido promovido por instituciones públicas y en otros por iniciativas privadas. A su vez este fenómeno se ha producido en distintos lugares de la geografía mundial. Por ejemplo, muchos conventos fueron y están siendo en estos momentos reconvertidos en hoteles o museos. Ciudades como Nueva York, Londres, París presentan numerosos ejemplos de este tipo de nueva arquitectura. Es el caso de la Tate Modern en Londres que antiguamente era una central eléctrica.


En esta nave no ha habido variación desde el punto de vista arquitectónico. Simplemente un lavado de cara para conseguir el ambiente necesario para el desarrollo de las actividades propias de un centro cultural. Lo que ha primado es el cambio de uso y no la rehabilitación del edificio. La función, como un espacio donde hacer exposiciones, presentaciones, cursos y otros temas relacionados con la cultura y el arte, está por encima del diseño.


Aunque hemos visto que la idea no es nueva, parece atrevido apostar por el mundo cultural. Sobre todo, si es en una ciudad pequeña como Santander y sin subvención pública. Un dato que podría invitar al optimismo es la creación de una sinergia cultural en la zona. Esta nave se encuentra en la calle Antonio López 66, cercana a la Biblioteca Municipal y a escasos metros se está acometiendo la construcción del Centro Botín. Este último podría liderar la creación de una zona cercana al puerto dedicada al sector terciario, reconvirtiendo los usos industriales de múltiples edificios abandonados, en focos de reunión y creación cultural.


La ciudad saldría ganando ya que ganaría terreno para el disfrute de los ciudadanos, recuperaría edificios abandonados y sin mantenimiento destinados a la ruina y tendría un posible reclamo turístico que aportaría ingresos.


Pero todo esto solo es una quimera. Lo único cierto es que La nave que late ya está funcionando. Los promotores, un empresario y una fotógrafa, la definen cómo un lugar para reunir, crear, compartir, celebrar y disfrutar. Aseguran que tiene una luz estupenda lo cual la hace idónea para sesiones de fotografía y video gráficas.  La ponen a disposición de artistas y enamorados de la cultura y en general de todo el público para la celebración de cursos, talleres y eventos.


Se han esmerado en crear un espacio vivo de ilusiones a través de la decoración de todos y cada uno de los rincones de la nave. Gracias a su imaginación la decoración puede variar en función del acontecimiento que vaya a tener lugar en cada momento. Su intención es la de crear un mundo mágico adaptado a las características de cada celebración.


Por lo tanto ya sabéis, en el puerto de Santander hay una nave que late porque tiene corazón, el corazón de quienes apostaron por dar vida a un edificio muerto y recuperarlo para los cántabros. Espero que nuevas iniciativas, sean cuales sean, recuperen edificios, espacios, naves… y los doten de su correspondiente corazón para que todos juntos hagan que podamos decir: “La ciudad que late”.


 

Araceli Barategui, Inés García, Carmen Pérez
Estudiantes de secundaria, colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)
Imagen eltomavistassantander.com

 

.
Creative Commons License TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - eolapaz by eolapaz is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License. Permissions beyond the scope of this license may be available at eolapaz - comunidad estudiantil educativa
Estas en una web protegida por las leyes educativas españolas

1 comentario:

Queremos saber tu opinión. Se respetuoso y enriquece a la comunidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este contenido en las redes